REGULACIÓN en CHILE para el uso de sillas de auto (SRI)

mayo 17, 2018

¿Qué dice la regulación en Chile para el uso de sillas de auto?

La regulación en Chile para el uso de los sistemas de retención infantil (SRI) está contenida en los siguientes normas y leyes: Decreto con Fuerza de Ley N° 1 de 2007, Ley 20.904 de 2016, Decreto Supremo N° 176 de 2006, Resolución N° 1.600 de 2008 y otras normativas.

En resumen, a nivel usuario la regulación exige que los niños viajen en el asiento trasero hasta los 12 años y que usen un SRI apropiado para su talla, edad y peso hasta los 8 años inclusive, esto es hasta el día antes de cumplir 9 años.  Se eximen de ello los niños que antes de esto pesen 33 kgs y midan 133 cms, lo que equivale a una edad promedio de casi 11 años.

A nivel de comercio, exige que las sillas que se vendan en Chile desde la publicación de la ley, cuenten con su sello de acreditación. Esto no aplica para las sillas vendidas anteriormente ni para las sillas en circulación en la calle.

Para que una silla de auto o SRI sea acreditado, debe estar previamente homologada de acuerdo a la norma ya sea de Estados Unidos o de Europa. Esto significa que el SRI ha pasado y testeada para pasar por ciertos estándares establecidos de seguridad.

Para comercializar un modelo de SRI en Chile, el importador debe presentar al  Centro de Control y Certificación Vehicular (o 3CV ) toda la documentación que da cuenta de su homologación y alguna información adicional, junto con una muestra de la silla. El 3CV revisa que todo esté en orden y, si no hay observaciones, otorga un código de acreditación que es único para ese modelo y que debe ser incorporado a cada unidad que sea comercializada en el sello naranjo que deben exhibir las sillas en el comercio.

En la página web de la Comisión Nacional de Seguridad y Tránsito (CONASET) se puede ver el listado de todas las sillas acreditadas en Chile.

MULTAS e INCUMPLIMIENTOS:

Los usuarios deben cumplir con la norma y pueden ser multados si viajan con un niño menor de 9 años sin un SRI adecuado para su talla o con un menor de 12 años en el asiento delantero. Pero no pueden ser multados si viajan con un SRI sin sello naranjo de acreditación (la silla puede ser antigua, o puede haber sido comprada en el extranjero, o el usuario le puede haber removido el sello).

El comercio debe cumplir con vender exclusivamente sillas previamente acreditadas y que tengan exhibido el sello correspondiente y todo el etiquetado requerido. En caso contrario, puede ser multado.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete