¿Qué ocurre con las sillas de auto después de estar involucradas en un accidente de auto?

noviembre 23, 2019

¿Qué ocurre con las sillas de auto después de estar involucradas en un accidente de auto?

Las sillas de auto o sistemas de retención infantil (SRI) tienen como objetivo reducir el riesgo de lesiones en los menores en caso de accidente de auto.
Las butacas de los vehículos, sus cinturones de seguridad, los airbags en caso de tener y, todo lo que incorpora el común de los vehículos, están diseñados para adultos. Y se entiende por adulto en general a quienes sentados en la posición correcta, tienen el tronco pegado al respaldo del asiento, las corvas (parte trasera de las rodillas) en el ángulo del asiento, y los pies apoyados completamente en el piso. Cuando un menor no cumple estas condiciones, DEBE usar un SRI que se adecúe a su talla, para estar adecuadamente protegido ante un accidente vehicular.

Cada silla de auto, de acuerdo a la talla del menor y su diseño, y en la medida que esté bien instalada y utilizada, reduce el riesgo de lesiones y muerte en caso de accidente, absorbiendo las fuerzas del impacto y reteniendo al usuario para evitar que sea despedido fuera de su zona de seguridad. Cada silla tiene una composición diferente de materiales, entre los que se cuentan plásticos en general, metales , polipropileno, poliestireno expandido, etc. 

Cuando un SRI participa en un choque, aunque a simple vista pueda verse intacto, no es posible garantizar que no tenga grietas internas, en su sistema de anclaje, en su arnés interno u otros. En caso que algo así ocurra, la silla NO podrá cumplir adecuadamente su función protectora en caso de un nuevo accidente. Es por ello que debiese descartarse y ser reemplazada por una nueva.

Muchas personas preguntan qué ocurre en caso de un accidente leve. Si bien la posibilidad que el SRI haya sufrido algún desperfecto es menor, no se puede descartar del todo.

La National Highway Traffic Safety Administration de Estados Unidos (NHTSA) considera actualmente como “accidentes menores” aquellos que cumplen con TODOS los siguientes criterios:

1- El vehículo pudo seguir circulando en forma autónoma desde el lugar del accidente.

2- La puerta del vehículo más cercana a la silla de seguridad no sufrió daño alguno.

3- Ninguno de los ocupantes del vehículo sufrió lesión alguna.

4- Ninguno de los airbags del vehículo se activó.

5- La silla de auto no tiene daños visibles.

Cualquier accidente que deje de cumplir alguno de los criterios anteriores, es calificado como moderado o grave, y los SRI que hayan estado dentro deben ser reemplazados.

No obstante, siempre queda un área gris en la que a nuestro criterio, es preferible no correr riesgos y desechar la silla de auto, reemplazándola por una nueva. Al fin y al cabo, es la seguridad de nuestros hijos la que estamos resguardando.

Sabemos que esto puede ser difícil para algunas familias, más aún si el accidente ha sido fuerte. Por eso en MiniNuts queremos ser parte de la solución y mantener a todos los niños seguros, lamentando cualquier colisión y entregando un 35% de descuento en la compra de una nueva silla para quienes estén en esta situación. Para ello, deben traer la silla que estuvo involucrada en el accidente para separar sus partes e inutilizarla, junto con algún comprobante del accidente y de la compra de la silla en MiniNuts.

Aprovechamos de recordarles lo importante que es manejar con precaución siempre a la defensiva, utilizar una silla adecuada para la talla del menor, instalarla correctamente y usarla en la forma que establece el manual. La seguridad de nuestros hijos es responsabilidad de sus padres y/o cuidadores. En MiniNuts estamos comprometidos con apoyarlos en esto.


¿Sabes cómo elegir

la silla correcta

para tu hij@?

Revisa aquí nuestro consejos


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete