PIE DE APOYO en un Sistema de Retención Infantil (SRI) y su impacto en seguridad

febrero 20, 2018

PIE DE APOYO en un Sistema de Retención Infantil (SRI) y su impacto en seguridad

El pie de apoyo en una silla de auto o SRI: es un soporte extra que tienen las bases de algunas sillas de seguridad infantil tanto del tipo Nido como del Tipo Convertible (esto es desde recién nacido hasta aproximadamente 4 años), comúnmente encontrada en las sillas Europeas. 

El Sistema Europeo, que utiliza isofix, exige actualmente que la base para instalar el SRI para el Grupo 0 (Nido) tenga 3 puntos de apoyo: los 2 conectores Isofix que son rígudos + el pie de Apoyo. Por otro lado, en el sistema Estadounidense (Latch) sólo se exigen los 2 conectores Latch (notar que el pie de apoyo no está prohibido en EE.UU., aunque su uso es muy limitado).

El pie de apoyo cumple un rol fundamental en caso de choque frontal en las sillas a contramarcha, tanto sillas Nido como Convertibles (los más comunes y fuertes) pues le otorga un mayor soporte al SRI reduciendo las cargas sobre la cabeza del infante y reduciendo el índice de riesgo de lesiones a casi la mitad*.

Respaldo:
La organización estadounidense sin fines de lucro Consumerreports.org realizó un estudio comparando el mismo SRI en una base con pie de apoyo y otro sin pie de apoyo. Los resultados indican que el SRI con pie de apoyo tiene un índice de riesgo de lesiones en la cabeza que es 46% menor que el mismo SRI en una base sin pie de apoyo y recomienda el uso de bases con pata de apoyo en EE.UU. Ver estudio.

Otro estudio realizado por C. P. Sherwood y J. R. Crandall de la University of Virginia en EE.UU, concluye que para distintos tipos de dummies y edades, los SRI que utilizan el sistema ISOFIX con pie de apoyo entregan medidas de riesgo de lesiones menores que el sistema LATCH tanto en la cabeza, en el pecho y en el cuello en caso de choque frontal, tanto si se va a contra marcha como a favor de la marcha. Además concluye que el sistema a contra marcha provee la mayor seguridad en niños mayores de 1 año. Recomienda a la NHTSA (autoridad estadounidense) que modifique los estándares para permitir que estos sistemas se utilicen en EE.UU. Ver estudio.

Un estudio realizado por Judith L. Charlton, Brian Fildes y Ronald Laemmle de la Monash University en Australia, muestra que los SRI con sistema ISOFIX (rígido) tienen un mejor desempeño que los sistemas sujetos con LATCH o cinturón, en particular en impactos laterales, al reducir la rotación y la excursión lateral. Ver estudio.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete